Aprende cómo se cuece la quinoa

¿Cómo cocer quinoa para que sea apetitosa?

Cocer quinoa tiene sus trucos, ya que prepararla incorrectamente puede darle un aspecto pastoso y un sabor soso. Este cereal, en realidad se toma en forma de semilla, tiene propiedades nutricionales de alto valor dado que sus hidratos de carbono son complejos. Sin embargo, aporta una gran cantidad de proteína, lo que la hace ideal para dietas vegetarianas o veganas. Sacarle el máximo partido es necesario para disfrutar de sus propiedades y de su inigualable textura.

Cómo cocer quinoa en 8 pasos

La quinoa bien cocida es muy esponjosa y crujiente, si está sosa o aguada el proceso no se ha realizado adecuadamente. Sin embargo, si presenta un grano suelto, es que el proceso de cocción ha sido correcto.

Qué se debe saber antes de cocerla

Dependiendo de la quinoa se deberá lavar previamente, puesto que contiene saponinas que amargan su sabor. No obstante, en la actualidad las marcas de venta en supermercados ya han realizado este lavado previo. De todos modos se han de leer las instrucciones del empaquetado, donde se especifica si es necesario lavar previamente las semillas.

Muy Popular:  Tacos de Oreo ¡Fáciles y sin horno!

Si en el exterior del paquete informa de que ya está lavada se aconseja seguir esta instrucción. Esto se debe a que un nuevo lavado puede dañar su cocción y el resultado de la misma, además de suponer un gasto innecesario de agua y tiempo, no nos satisfará.

Pasos a seguir para cocer quinoa

1. Se debe tostar unos minutos la quinoa antes de cocerla, porque el sabor posterior mejora significativamente. Para hacerlo se toma una olla de fondo grueso que difunda bien el calor.

2. Añadimos un chorrito de aceite para evitar que se pegue y se procede a tostarla. Esto se puede hacer con especias para que vaya tomando sabor y sin aceite, eso sí, se debe tener cuidado de que no se pegue al fondo.

Esta forma de preparar la quinoa también se utiliza con otros granos como el arroz e, incluso, con el cuscús, ya que el resultado debe ser parecido.

3. Tras dos o tres minutos de tostado se añade el agua. La cantidad de agua siempre viene aconsejada en el paquete de envasado. Suele aconsejarse el doble o el triple de agua o caldo respecto a la cantidad de quinoa. Lo recomendable para que no quede pegajosa o pasada es realizar la cocción en proporción 1:1 y 1/2 de agua.

Muy Popular:  ¿Adelgazar? Te verde con limón para perder peso...

4. Para prevenir que quede corto el caldo se tapa durante la cocción, y se realiza la cocción a fuego fuerte o medio. Cuando el caldo llegue a ebullición se baja el fuego al mínimo.

5. Con la olla tapada se deja cocer durante 15 o 20 minutos sin abrirla. El aspecto de la quinoa bien cocida es transparente con un anillo exterior más marcado, sin embargo, no se debe dejar que este se separe en este momento.

6. Dejar reposar tras la cocción, de forma que al menos esté 5 minutos tapada.

7. Comprobar que se ha consumido todo el caldo, dado que un exceso de caldo puede hacer que se vea y se sienta pastosa al comerla. A no ser que se desee esa consistencia por preferencias o necesidades personales debe quedar suelta.

8. Una vez ha reposado se pasa un tenedor muy suavemente entre la quinoa para comprobar su textura y separar granos. De esta forma, se logra que la textura sea esponjosa en el resultado final.

Existen formas alternativas de cocer y servir quinoa, por ejemplo, se puede incluir en sopas, guisos, para rellenar verduras, como alternativa al arroz en una paella o para preparar un arroz al horno. En definitiva, cocer quinoa requiere unos pasos imprescindibles que le confieren la textura y el delicioso sabor que le caracterizan.

Muy Popular:  Propiedades del aceite de onagra
¡Cuéntaselo a todos!

Deja un comentario