Náuseas y embarazo: porqué y qué hacer


Náuseas y embarazo: porqué y qué hacer

Náuseas y embarazo, ¿Quién no conoce esta relación?

Suena el despertador, aroma de café. Mientras se desayuna tranquilamente y sin saber porqué aparece una náusea. Ganas de vomitar o de asco que, sin motivo aparente, producen una extraña sensación de repugnancia o aversión a cualquier cosa.

Posiblemente, estás embarazada.

Las náuseas constituyen uno de los primeros síntomas que anuncian el nuevo estado, y aparecen normalmente entre la cuarta y sexta semana de embarazo.

No obstante, hay que dejar tres cosas muy claras: no es una enfermedad, no todas las mujeres tienen náuseas, y no aparecen ni a la misma hora ni con la misma intensidad en todas las gestantes.

No hay motivo aparente para tener estas molestias y sin que la causa real se conozca científicamente, las náuseas durante el embarazo se relacionan con la revolución hormonal que conlleva la gestación. En especial la hormona GCHgonadotropina coriónica humana.

El aumento en la segregación de GCH se produce automáticamente cuanto el embrión se implanta en el útero y posteriormente en la placenta. Es la hormona vital encargada del crecimiento del embrióny de mantener el cuerpo lúteo, pero altera partes del sistema nervioso de la madre y –se cree- que es la causante de los vómitos.


Muy Interesante:  ¿Embarazo precoz? Qué hacer...

Progesterona, estrógenos y GSH son las hormonas responsables de la transformación que experimenta el cuerpo de la futura mamá.

Del mismo modo que las náuseas aparecen asociadas aproximadamente a la cuarta semana de embarazo, a medida que el organismo asume aumentos hormonales, por el mismo motivo tienden a desaparecer cuando a partir de la octava semana disminuye el porcentaje de GSH en el organismo materno. Este proceso es muy variable en cada mujer y en cada gestación.

Náuseas y embarazo: “caprichos”

Sentir aversión por el dentífrico habitual, por el aroma del perfume de tu pareja o, al contrario, querer comer un helado de madrugada, son también síntomas comunes del alboroto hormonal que conlleva el embarazo. En ningún caso alteran la salud del feto.

Sin ser consciente de ello, el cuerpo percibe que el bebé por nacer es un “extraño” en el organismo y del mismo modo que cuando un alimento sienta mal se produce el vómito, la aparición de “antojos”, la hipersensibilidad olfativa o la alteración de los horarios en las comidas son características muy comunes.

¿Qué hacer para aliviar las náuseas?

Al principio el feto ni crece ni engorda, solo se desarrolla, por lo que un aporte de nutrientes esenciales o los suplementos vitamínicos que aconseja el ginecólogo van a ser positivos.

Muy Interesante:  Riesgos del embarazo en la adolescencia

Conviene evitar los movimientos bruscos, frente a una arcada se puede tomar jugo de limón, comer poco y varias veces evitando copiosas comidas, la sal y las grasas y, sobre todo, tener paciencia: suelen cesar en el segundo trimestre. Náuseas y embarazo coinciden muchas veces, pero no siempre es así.

✍🏻🙋🏻‍♂️❤️ Y esto es todo por hoy. ¡Esperamos abajo tus comentarios! 👇👇👇


Artículos populares:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario