¿Correr en cinta adelgaza?, ¿cómo hacerlo?


La búsqueda de mejorar nuestro aspecto personal es algo que cada vez buscamos con más ímpetu, el hecho de correr en cinta adelgaza, por ello te explicamos cómo conseguirlo. Hay diferentes formas de utilizar una cinta de correr que pueden facilitar que nuestra imagen corporal cambie en poco tiempo.

A continuación, te damos los pasos a seguir.

¿Cómo realizar el entrenamiento en cinta de correr?

Existen pequeñas técnicas que pueden ayudarnos a perder peso de forma más eficaz:

Mover adecuadamente los brazos

Los brazos acompañan al movimiento de andar y correr en la cinta, por ello si los colocamos de forma adecuada favorecemos quemar calorías de forma más potente ya que obligamos a que participen más músculos en la actividad. Lo habitual es que los miembros superiores formen un ángulo de 90 grados con el tren superior (tronco del cuerpo). Hay que intentar sobre todo que no los tengamos cruzados al correr porque podrían desestabilizarnos y sufrir lesiones.

Muy Interesante:  Casas de apuestas: las probabilidades del éxito

Realizar carreras cortas

Correr en la cinta durante más de 30 minutos es contraproducente ya que podemos sufrir lesiones secundarias debido al movimiento continuo sobretodo de las rodillas. Por ello, si queremos potenciar la pérdida de peso y aumentar el gasto de grasa un buen ejercicio es realizar carreras de baja intensidad alternadas con carreras de alta intensidad, de esta forma obligamos al metabolismo a hacer cambios que potencia el quemado de energía.



Utilizar desnivel

La cinta tiene la opción además de cambiar de velocidad de colocar una inclinación y por lo tanto poner un desnivel cono si estuviésemos caminando por una cuesta, si utilizas esta opción verás que el consumo de calorías aumenta exponencialmente ya que en este caso necesitamos utilizar mucha más energía para recorrer el mismo espacio en el mismo tiempo

No utilizar otros objetos durante el entrenamiento en cinta de correr

En ocasiones podemos pensar que combinar ejercicios en la cinta de correr con otros objetos como pesas, mancuernas… puede mejorar el entrenamiento, pero no es cierto, puede potenciar tal vez la aparición de mayor musculatura, pero no incrementa el quemado de calorías y por lo tanta no ayuda en la pérdida de peso.

Existe una posibilidad que puede ayudarnos en el aumento de pérdida de peso que es el uso de pequeños pesos que se pueden colocar con un adhesivo en las piernas o próximos a los tobillos, lo que nos hace correr con un peso extra que obliga a un aumento del esfuerzo por nuestra parte y, por lo tanto, aumenta la actividad de nuestro metabolismo.

Muy Interesante:  Camas elásticas Decathlon, todo ventajas

Intensidad del ejercicio

Si nuestro objetivo principal no es correr una maratón, no debemos fijarnos demasiado en la distancia que recorremos durante el ejercicio. Si lo que estamos es intentando perder peso lo fundamental es concentrarse en realizar el ejercicio de forma adecuada, como ya hemos comentado con una correcta posición. Con el paso de los días y cuando vayamos adquiriendo un buen fondo físico veremos como de forma involuntaria comenzaremos a correr más distancia en el mismo tiempo de entrenamiento, pero este no debe ser nuestro objetivo inicial.

Finalizar el ejercicio en cinta de correr de forma progresiva

Este simple gesto disminuye la probabilidad de lesiones y caídas. Además, es un pequeño extra en el que el cuerpo continúa haciendo ejercicio y se adapta a la reducción de la actividad por lo que continúa quemando calorías extra.

Como conclusión, si tenemos en cuenta todos estos pequeños factores podemos garantizar que correr en cinta adelgaza. Si además lo combinamos con una correcta alimentación nuestros objetivos con respecto al peso se verán alcanzados en mucho menos tiempo que si sólo hacemos ejercicio.

✍🏻🙋🏻‍♂️❤️ Y esto es todo por hoy. ¡Esperamos abajo tus comentarios! 👇👇👇


Artículos muy vistos:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario