¿Cómo desatascar tuberias sin problemas?


Desatascar tuberias es uno de los problemas más recurrentes en nuestros hogares. Es algo incómodo, molesto y que muchos no saben confrontar, pese a que hay remedios caseros al alcance de todos. Conocerlos puede ahorrar más de una llamada al fontanero y, por supuesto, dinero. Incluso habrá quien sienta pereza o no disponga del tiempo necesario. Sin embargo, la mayoría son soluciones sencillas y con productos que están a mano.

¿Buscas soluciones para este problema? Entonces quédate con nosotros y descubre los remedios más sencillos para que las tuberías funcionen a pleno rendimiento.

Bicarbonato con vinagre

Casi como lo harían nuestras abuelas y sin recurrir al desatascador, esta combinación puede con atascos leves o moderados. Los elementos que lo constituyen están presentes en todos los hogares, son muy fáciles de conseguir y resulta una mezcla potente. Gracias a la reacción química entre la sal que compone el bicarbonato sódico y el ácido del vinagre los atascos son cosa del pasado.

Cuando ambos se juntan producen, entre otras cosas, dióxido de carbono. Este gas ejerce presión que arrastra la suciedad. Con media taza de bicarbonato y media de vinagre debería ser suficiente. Solo tendrás que esperar unos 20 minutos a que la mezcla actúe. Para rematar será necesario verter tres litros de agua hirviendo poco a poco. Cualquier resto que pueda quedar se ira con ella.

Muy Interesante:  Tipos de piscinas según su diseño y su construcción

La Coca-Cola al rescate

Este es un truco tan refrescante como efectivo. Muchas son las leyendas urbanas que hablan de las cualidades de esta bebida, pero el secreto de su éxito como desatascador está en sus burbujas. Con unas pocas latas, tres deberían ser suficientes, no habrá desagüe que se resista. En 15 minutos la suciedad habrá cedido ante la efervescencia de esta bebida. Es recomendable usar, una vez más, agua hirviendo para completar la limpieza.

Sea cual sea el motivo del atasco, no se resistirá al poder de la Coca-Cola y si lo hace puede que necesites utilizar alguna lata más.

El alambre metálico

Para aquellos que sean habilidosos y gusten de soluciones simples pueden optar por usar un alambre como desatascador. Es un método perfecto para aquellas que estén poco obstruidas. Tan solo necesitarás un alambre que pueda ser modelado y que sea largo. Dándole una forma de gancho y empujando para luego tirar hacia atrás poco a poco la suciedad será retirada.


Ya sean cabellos, comida u otros restos todos ellos pueden ser eliminados de esta simple manera. A continuación, es necesario dejar correr agua para ver si todo ha salido bien. De esta manera limpiar una cañería obstruida no debería ser una gran problemática, asegurado.

Muy Interesante:  Persianas de Bambú; estilo y ventajas

Recurrir al clásico desatascador

​Cuando todo ha fallado este artilugio siempre ayuda. En la mayoría de las casas hay uno y la manera de utilizarlo es muy fácil, no hay que recurrir a un profesional para manejarlo. Con un poco de agua en el fregadero, lavamanos, el bidé o la ducha ayudará a crear el vacío al colocar el desatascador sobre el desagüe.

La manera de usarlo es bien sencilla: tirando hacia arriba y luego abajo se genera una presión que remueve el atasco. Si vemos que el agua vuelve a fluir sin problemas, es que hemos triunfado sobre la suciedad. Sin embargo, es recomendable verter una olla de agua hirviendo con sal para limpiar lo que pueda restar en las paredes. No necesitarás la ayuda de un profesional en este caso, solo tu propia maña.

Vinagre y levadura

Con medio vaso de vinagre y otro de levadura en polvo también puedes deshacerte de un atasco en los desagües. Ambas sustancias reaccionan generando burbujas que contribuyen a remover la suciedad. Tarda unos 15 minutos en actuar, momento en el cual podrás ver cómo muchas burbujas surgen hacia fuera de la tubería. Esta mezcla va perfecta para la eliminación de la grasa que pueda quedar en la cañería.

Por descontado y para garantizar que nada se ha quedado adherido, vuelve a ser conveniente emplear agua hirviendo y sal. De esta manera comprobamos que el agua fluye normalmente y aseguramos que nada vuelva a obstruir la salida del agua, al menos por un tiempo. Es muy recomendable permanecer atentos y actuar de manera rápida para que la suciedad no llegue a consolidarse.

Muy Interesante:  Guía completa para comprar una buena cama elástica

Conclusiones

Como ves, a la hora de enfrentarnos a tuberías atascadas nada como recurrir a métodos caseros. Hay muchos donde elegir y hablar de todos daría para muchas más entradas. Los materiales a usar están presentes en todos los hogares o son fáciles de adquirir. De esta manera combatiremos la suciedad de las cañerías y sus consecuencias sin ayuda de nadie.

Desatascar tuberias solo requiere de cierta maña, sobre todo para el uso del desatascador y es algo que todos podemos hacer sin mucho esfuerzo. Ahora bien, cuidado con no quemarse con el agua a altas temperaturas.

✍🏻🙋🏻‍♂️❤️ Y esto es todo por hoy. ¡Esperamos abajo tus comentarios! 👇👇👇


Artículos populares:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario