¿Cómo se reproducen los caracoles?

¿Cómo se reproducen los caracoles?

Para saber cómo se reproducen los caracoles es importante saber que, aunque normalmente cuentan con aparato reproductor masculino y femenino al mismo tiempo, son incapaces de fecundarse solos. Es decir, siempre necesitarán de otro individuo de su especie para poder reproducirse.

El ciclo reproductivo de los caracoles

Los caracoles culminan un ciclo de reproducción que se compone de varias fases. Este tipo de seres de caparazón e invertebrados suelen recurrir a la primavera o el otoño como estaciones para aparearse porque el clima es templado, pero también húmedo. Los caracoles suelen tener una esperanza de vida de entre 5 a 7 años, y es al superar los 6 u 8 meses de edad cuando se puede considerar que el caracol alcanza su madurez sexual.

Las fases del ciclo por el que se reproducen los caracoles son las siguientes:

– Juego de seducción: se inicia el cortejo entre los caracoles, un juego de seducción que implica a dos caracoles que se desplazan en círculos alrededor uno de otro, palpándose con sus bocas, hasta el punto de entrelazar sus cuerpos. Los caracoles pueden jugar unos preliminares de apareamiento que pueden llegar a durar unos 20 minutos. Necesitan sentirse excitados antes de la cópula, y para ello recurren a un dardo calcáreo propio de su morfología, que se ubica dentro de sus orificios genitales.

Muy Popular:  ¡Participa en La Ruleta de la Suerte!

 La cópula: es el momento en que se descubre cómo se reproducen estos moluscos. Uno de los individuos inserta el mencionado dardo calcáreo en el aparato reproductor femenino de su pareja, y los dos cooperan hasta lograr que se aloje en la bolsa ovalada de la vagina. La reproducción puede llegar a ser muy larga, con periodos de entre 10 y 12 horas. Solo transcurrido este tiempo los óvulos llegan a ser maduros, y a estar dispuestos para recibir los espermatozoides que harán exitosa la cópula. Durante la misma, los caracoles se intercambian cadenas de ADN en la forma de carbonato cálcico que, una vez recibidas en el aparato reproductor femenino, se disuelven liberando el esperma. Cuando los óvulos aceptan los espermatozoides al final de su madurez, ambos individuos acaban fecundados, empezando la formación de los mencionados huevos.

– Los huevos: al pasar unos 15 o 20 días, los caracoles excavan un agujero bajo tierra usando cabeza y pie, y dejan en su interior los huevos fecundados. Así crean un nido, en el cual llegan a expulsar de 50 a 80 huevos aproximadamente, aunque existen especies de caracoles que pueden depositar hasta 200, en el caso de algunas especies chinas, o 700 en el caso de los caracoles de Achatina, en África. Estos huevos tienen un diámetro medio de 3 milímetros.

Muy Popular:  Fortnite: Temporada 5, ¿qué hay de nuevo?

– Nacimiento: transcurridos 16 o 30 días los huevos eclosionan y dan salida a las crías de caracol, aunque estas permanecerán en el nido durante 3 o 5 días antes de salir a exterior. Para salir, los caracoles recién nacidos van comiéndose la membrana que envuelve su huevo, que les proporciona proteínas y algunas sales minerales. También devoran la tierra que cubre el nido. De este modo, las crías de caracol inician su andadura por el mundo.

La reproducción de los caracoles no es muy distinta a la de otros animales, pero siempre parece envuelta en un halo de misterio y curiosidad por la peculiar naturaleza de estos moluscos. Sin embargo, los caracoles, como se puede comprobar, son seres que acaban apareándose al final de un ritual de emparejamiento, como hacen muchos otros individuos de la mayoría de especies de los distintos reinos animales.

Conociendo cómo se reproducen los caracoles, es posible entender mejor su ciclo vital y por qué es tan habitual encontrarlos en todo tipo de lugares.

¡Cuéntaselo a todos!

Deja un comentario