Todo sobre la hipoteca multidivisa


La hipoteca multidivisa fue una buena alternativa a las hipotecas fijadas en euros en las épocas de bonanza económica. Utilizar yenes, francos suizos o dólares en vez de la divisa de la Unión Europea puede parecer una buena idea, pues éstas quedaban sujetas a los tipos de interés de las divisas internacionales.

Sin embargo, los bancos aprovecharon todas las ventajas de las hipotecas multidivisa para tapar sus riesgos y favorecer su contratación.

¬ŅEl¬†peligro? Que la econom√≠a llegase a un punto en el que seguir el EURIBOR sal√≠a m√°s barato que el tipo de inter√©s internacional.

¬ŅQu√© es y c√≥mo funciona una hipoteca multidivisa?

Los depósitos estructurados multidivisa son un producto financiero muy complejo cuyos riesgos suelen pasar desapercibidos. Se trata de una forma peculiar de devolver el dinero que se debe al banco tras un préstamo en una divisa que no es el euro.

El euro se rige por un tipo de interés llamado EURIBOR, mientras que otras divisas internacionales están sujetas al LIBOR.

Este tipo de hipoteca surgi√≥¬†entre 2006 y 2008, justo antes de la crisis que tanto da√Īo ha hecho al pa√≠s. En este momento,¬†las tasas del EURIBOR alcanzaban m√°ximos hist√≥ricos, por lo que¬†un producto que permitiese eludirlos¬†fue muy bien acogido.

De este modo, los ingresos se cobraban en euros, con la altísima tasa del EURIBOR, pero la deuda con el banco se pagaba en cualquier otra divisa, con unas tasas de interés mucho más bajas en aquel entonces.

Contratando este tipo de producto, es necesario realizar el cálculo entre divisas todos los meses, pues los valores de las diferentes monedas van cambiando.

Las ventajas

Es cierto que el cambio de divisas a la hora de pagar una hipoteca tiene las ventajas que los bancos anunciaron en el momento de sacarlas al mercado.

En aquel momento, debido al panorama económico, este tipo de hipoteca parecía la opción más segura para ahorrar algo de dinero cada mes.

Evasión de intereses altos

El principal objetivo de este tipo de cláusulas era evitar el 5% de interés que el EURIBOR obligaba a pagar al hacer transacciones en euros, y pagar solamente el 1% de LIBOR al pasar la hipoteca a otras divisas.

Por ejemplo, en el caso de contratar una hipoteca de 200.000 euros a 30 a√Īos, la tasa del¬†EURIBOR¬†supondr√≠a¬†pagar 1.060 euros cada mes, mientras que pagando en¬†LIBOR, s√≥lo ser√≠an¬†643 euros.

Pago m√°s r√°pido de la deuda

Retomando el ejemplo anterior, de los 1.060 euros que se pagarían estando sujetos al EURIBOR, si le quitamos los intereses, habremos saldado 245 euros de deuda ese mes.

En el caso del LIBOR, habríamos pagado 477 euros ese mes. Con este cambio de divisas, el pago se resuelve mucho más rápidamente mientras las tasas se mantengan estables en valor de LIBOR más bajos que de EURIBOR.

Muy Interesante:  Historias sobre fantasmas y cazafantasmas...

Flexibilidad en el cambio de divisas

En este tipo de contratos, no es obligatorio quedarse con la divisa extranjera escogida para siempre. En cualquier momento se puede cambiar la divisa de conversión, yendo al banco y confirmando el cambio.

Esto supone, no obstante, un cambio en el cálculo que también hay que tener en cuenta, y algunos bancos tienen requisitos de cambio como comisiones del 0,25%.

Posibilidad de obtener grandes beneficios

Si sabes cómo funciona la banca y estás al tanto de las subidas y bajadas en Bolsa, podrás deducir aproximadamente los movimientos de las diferentes divisas.

Basta con elegir la que crees que mejor te va a venir, la que más ingresos te va a generar, o la que menos intereses te haga pagar.

Para esto, es necesario prestar atención a las subidas y las bajadas del EURIBOR y el LIBOR para tener una mayor perspectiva del panorama económico y pagar el menor dinero posible por tu hipoteca.

Cuando el euro está más fuerte, es mejor contratar una de estas hipotecas. Pagar en una divisa débil, de menor valor, nos beneficia en estos casos.

Por ejemplo, hoy en día, un euro equivale a 1,17 dólares estadounidenses. Es más fuerte que el yen, que vale 0,009 dólares, o el franco suizo, que vale 1 dólar. Contratar una hipoteca de divisas en estas monedas nos daría beneficios.

Cálculos mensuales de comprobación

Normalmente, al firmar un contrato de hipoteca en otras divisas se acuerda un plazo para recalcular los intereses a pagar; plazo en el que las divisas han podido subir o bajar. El plazo por defecto es mensual.

La ventaja de estos cálculos mensuales es que, en cuanto baje el LIBOR, vas a obtener beneficios pagando menos, es decir, no estás sujeto a las condiciones del momento de la firma. Estos cambios también pueden ayudarte a decidir si cambiar de divisa o no si sube.

Respaldo judicial

En caso de que tengas alg√ļn problema por¬†no haber recibido la suficiente informaci√≥n¬†en el banco, el Tribunal Supremo siempre¬†suele dar la raz√≥n al particular¬†perjudicado en estos casos.

Los riesgos

Además de un lado bueno, este producto financiero también tiene muchos riesgos para el cliente. Hay que tener mucho cuidado con estos puntos malos de las hipotecas multidivisa, ya que pueden llegar a ser muy graves.

Incertidumbre

Desde luego, el mayor riesgo de endeudarse con una hipoteca multidivisa. Teniendo en cuenta que el contrato se firma con la idea de ahorrar eligiendo las tasas de LIBOR sobre las del EURIBOR, que se supone que son más altas.

El mercado económico es impredecible muchas veces, a pesar de los pronósticos de los expertos en Bolsa.

Nunca se sabe hasta cuándo esta elección será beneficiosa y nos hará ahorrar. Por más que seas un experto en la materia, incluso las predicciones de los economistas fallan.

Siempre cabe la posibilidad de que la divisa que hemos elegido caiga de repente, o de que el LIBOR empiece a subir y el EURIBOR se desplome.

Muy Interesante:  ¬ŅQu√© hacer si soy v√≠ctima de malos tratos?

Siempre cabe la posibilidad de¬†cambiar de divisas, pero seg√ļn el plazo de rec√°lculo que hayas elegido, estos vaivenes econ√≥micos¬†suponen una p√©rdida¬†mayor o menor.



No tener un pago hipotecario fijo

Al recalcularse la cantidad a pagar cada mes, la cuenta siempre sale distinta en función de si ha subido o bajado el valor tanto del euro como de la divisa extranjera en cuestión.

Si no tienes muchos ingresos y necesitas una cierta estabilidad económica en cuanto a pagos para no arriesgarte, tal vez esta modalidad de hipoteca no sea la mejor para ti.

Malentendidos

Ya sea culpa del banco o no, a veces¬†el cliente no entiende bien la informaci√≥n¬†que se le da antes de firmar el contrato o no lee la letra peque√Īa.

En estos casos¬†es un error fiarse del respaldo judicial, ya que si no entendemos bien las explicaciones del banco o nuestra reclamaci√≥n est√° contemplada en la letra peque√Īa, tendremos que¬†indemnizar al banco y seguir pagando.

Es un sistema complejo de llevar acabo, por lo que te recomendamos leer bien las explicaciones que te ofrezcan en el banco antes de la firma.

Por ello, es mejor contratar un notario que deje todo por escrito y nos aclare la terminología que no entendamos para evitar llegar a equívocos y llevarnos una sorpresa desagradable pasados unos meses.

Cambio de divisas

Quieras que no, cambiar de divisas para cobrar en euros y pagar en una divisa extranjera es una operación que complica el proceso de pago de la hipoteca.

Esto aumenta el riesgo de error de cálculo y redondeo por decimales. Es necesario entender bien el cambio de moneda para encontrarle el sentido a los recibos de este tipo de cláusulas.

Exclusión del Mercado de Valores

Este producto financiero no entra dentro de las normativas del Mercado de Valores, por lo que no puede beneficiarse de todas sus ventajas.

Entre los beneficios de pertenecer al Mercado de Valores se encuentra el acceso a la información sobre el cambio de valores monetarios y tipos de interés o a las ventajas de ciertos productos económicos.

Adem√°s, al no estar sujetos al Mercado de Valores,¬†el banco no estar√≠a, en principio, obligado a proporcionarte toda la informaci√≥n necesaria, aunque esto cambi√≥ tras¬†la √ļltima sentencia del Tribunal Supremo.

Requisitos y comisiones bancarias

En algunos bancos, operaciones tan necesarias en algunos casos como el cambio de divisa extranjera en la que quieres pagar tu hipoteca conllevan grandes gastos en comisiones.

A veces, los requisitos para pagar una hipoteca de esta forma son muy exigentes y los trámites hasta confirmar el contrato son muy pesados.

En cada cuota mensual, el banco aplica una comisión del 0,2% de beneficio propio, y si eliges cambiar tu hipoteca a una de tipo tradicional, es decir, pagando en euros también, puede llegar a exigir el pago de comisiones del 0,25%.

Las comisiones de este tipo de hipotecas suelen ser más altas que en otros tipos.

Si la balanza de divisas te juega una mala pasada y aumentas mucho tu deuda con el banco, éste puede incluso obligarte a cambiar de divisa.

La trampa

Las cl√°usulas multidivisa son¬†un producto que no est√° regulado por la normativa MiFID del Mercado de Valores. Esta irregularidad fue en lo que se escudaron los due√Īos de los bancos cuando las sacaron.

Muy Interesante:  ¬°Participa en La Ruleta de la Suerte!

Aprovecharon el vacío legal para darles a los clientes la información justa para que aceptasen contratar una hipoteca en otra divisa. Es decir, expusieron las ventajas pero no los perjuicios que tiene este tipo de producto.

Hay que tener en cuenta tanto el perfil del cliente, que no tiene por qué tener nociones de economía ni conocer los riesgos que conllevan este tipo de operaciones, como la formación de los prestatarios, los banqueros que no facilitaron la información necesaria.

Una vez consiguieron vender el producto, la balanza económica decidió inclinarse a favor de la banca y los intereses del EURIBOR cayeron. El LIBOR subió, lo que hizo que los clientes acabasen debiéndole más al banco de lo que habían contratado en un principio.

El dinero a deber por parte del cliente llegó a aumentar en un 40% al alzarse el LIBOR sobre el EURIBOR, haciéndoles caer en una terrible trampa de deudas.

Este riesgo no había sido contemplado por la parte contratante por una simple razón: los bancos no les habían informado de que esto podía llegar a pasar.

Aunque fuera un¬†riesgo obvio, alguien sin formaci√≥n econ√≥mica no tiene por qu√© saberlo. Ah√≠ est√° la ‚Äútrampa‚ÄĚ que pusieron los bancos.

La sentencia del Tribunal Supremo

Tras descubrirse las desventajas de este tipo de hipotecas en los momentos más duros de la crisis, los casos se llevaron a juicio.

En un principio, el Tribunal propuso¬†anular todas estas hipotecas¬†que calific√≥ de ‚Äúabusivas‚ÄĚ, lo que era perjudicial para el particular demandante. Esto implicaba que¬†el cliente ten√≠a que devolverle al banco toda la cantidad¬†que √©ste le hab√≠a prestado¬†de una sola vez.

El Tribunal recapacitó y declaró que las hipotecas multidivisa que habían sido denunciadas por falta de información pasarían a ser parcialmente nulas. Esto consiste en convertirla en una hipoteca normal, en euros, y calcular la diferencia respecto del total que se obtenía haciendo el cambio a otra divisa.

En estos casos, era el banco el que tenía que pagarles a los clientes el beneficio que habían sacado gracias al cambio en los tipos de interés.

Con tal de que el cliente aportase toda la documentación firmada el día de la contratación del producto, sin importar el tiempo que hubiese pasado, el Tribunal Supremo accedió a revisar el caso y devolverle el dinero que le correspondía, y que no le habían avisado que podía perder.

Esta es toda la información que necesitas si te estás planteando contratar una hipoteca multidivisa.

Actualmente, las tasas de interés del LIBOR están decayendo, con un 0,3%, y el EURIBOR está en un -0,18%, rozando el -0,2% al que los bancos están esperando supuestamente para tener en cuenta las cifras negativas y rebajar las deudas.

Sin embargo,¬†la econom√≠a es impredecible¬†y no sabemos si ma√Īana ser√° el momento id√≥neo para tener la hipoteca en otra divisa para evitar una posible subida del EURIBOR.¬†¬ŅEst√°s dispuesto a arriesgarte?

‚úćūüŹĽūüôčūüŹĽ‚Äć‚ôāÔłŹ‚̧ԳŹ Y esto es todo por hoy. ¬°Esperamos abajo tus comentarios! ūüĎáūüĎáūüĎá


Artículos muy vistos:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario