Ventajas y desventajas de los depósitos a plazo fijo

Los depositos a plazo fijo son una alternativa para invertir nuestro dinero. A través de realizar un depósito de capital, consiste en dejar una cantidad de dinero en un banco a cambio de recibir, en la fecha a su vencimiento, el dinero que se ha depositado más unos intereses generados (pactados anteriormente con la entidad, aunque vienen fijados para la mayoría de los clientes). El capital más los intereses, tras el vencimiento, se ingresan en una cuenta bancaria corriente que tienes abierta en la entidad en la que se ha realizado el depósito. En determinadas ocasiones, estos intereses generados se pueden pagar al titular de la cuenta periódicamente, normalmente a partir del mes, sin necesidad de sacar el dinero mes a mes.

Invertir a través de este tipo de depósitos, como cualquier otro, puede conllevar ventajas y desventajas determinados, siempre dependiendo de la situación de cada persona y las prioridades que tenga a la hora de decidir invertir en un producto financiero u otro. Por ello, te explicamos todos los detalles en esta página.

Índice del artículo

Los depósitos a plazo fijo: las ventajas y desventajas de ellos

En primer lugar, te destacamos las ventajas más importantes, resumidas a continuación.

Rentabilidades sin riesgos

La principal ventaja que se destaca de este producto es la rentabilidad obtenida por este depósito. Ésta se establece con anterioridad al depositar las cantidades. Es decir, podemos saber de antemano cuánto dinero vamos a recibir y cuál es la fecha en la que nuestro dinero va a estar disponible, de nuevo, en nuestra cuenta. Por ello, es una de las inversiones que no tienen riesgo.

Rentabilidad que llegan a variar dependiendo del plazo de vencimiento

En este caso destacamos que, cuanto mayor sea el plazo del vencimiento del depósito, mayores rentabilidades se obtienen.

Contratación rápida y ágil de los depósitos a plazo fijo

Otra de las ventajas es que, contratar este depósito, supone un proceso muy ágil y sencillo y que, en ocasiones, se puede realizar a través de Internet (a través de la banca online de la entidad financiera donde vayamos a realizar el depósito).

Liquidez

En algunos de estos depósitos, las entidades bancarias no deben cobrar comisiones por la retirada del dinero antes de los vencimientos de los depósitos a plazo fijo. La existencia de esta comisión o no se debe conocer antes de realizar la inversión de capital.

Muy Popular:  ROI: Cómo se calcula

Inversión segura y garantizada

Es una inversión garantizada por el Fondo de Garantías de Depósitos en el caso de que exista impago por parte de la entidad.

¿Cuáles son las desventajas reales de estos depósitos? A continuación te contamos todas ellas.

Baja rentabilidad

Es la mayor de las desventajas: la rentabilidad. Al asumir pocos riesgos, el dinero generado es realmente bajo comparado con otras alternativas de inversión.

Comisiones

Las entidades pueden cobrar comisiones a los titulares de los depósitos en el momento de su contratación y mantenimiento. Para evitar estas comisiones, es ideal informarse antes.

Cancelación anticipada

Aunque en algunos depósitos y entidades no se cobran comisiones por cancelar este producto anticipadamente, la mayoría de los bancos llegan a penalizar la retirada de dinero anterior a la fecha de vencimiento.

Dinero parado

El dinero que se encuentra invertido queda inmovilizado hasta la fecha del vencimiento, lo que provoca en ocasiones un problema para las personas que lo necesiten antes del vencimiento.

¿Te interesa invertir en estos depósitos?

Estos depósitos como comentamos anteriormente nos permiten mantener una cantidad de dinero retenida a cambio de una retribución, son ideales para un determinado perfil de inversor: el inversor más conservador, el cual teme la pérdida del capital invertido en diferentes productos (acciones, productos volátiles, materias primas, etc).

Muy Popular:  Cuentas bancarias y personas fallecidas... ¿cómo actuar?

Estos depósitos pueden definirse como los productos para invertir más seguros que existen en el mercado, puesto que tienen una doble garantía: la entidad que lo deposita y el Fondo de Garantía de Depósitos al que siempre se encuentra adherido. En este último organismo (que tiene carácter financiero) tiene la responsabilidad de cubrir con 100.000 € a cada titular y por entidad a todas las inversiones que se hayan realizado en el caso de quiebra de la entidad depositante.

Por todas las razones comentadas, los depósitos de este tipo son una buena opción para aquellos que quieren conseguir un capital extra sin correr riesgos por invertir, sin necesidad de tener grandes conocimientos financieros ni de las finanzas. Son ideales para si tienes los ahorros parados, sin saber qué hacer con ellos y dándote miedo otras alternativas de inversión.

Antes de optar o contratar estos depósitos a plazo fijo debes conocer los beneficios y las desventajas de este producto, pero también las circunstancias que tienes y el momento que vives(financieramente). Así sabrás si te interesa invertir en este producto financiero u otros. Recuerda que es una opción de inversión segura, que ofrecen todas las entidades, pero con una rentabilidad más baja que el resto de productos.

¡Cuéntaselo a todos!

Deja un comentario