Cuándo administrar Apiretal y cómo calcular la dosis


Cuándo administrar Apiretal y cómo calcular la dosis

El Apiretal es un medicamento que se puede administrar tanto en adultos como en niños para combatir la fiebre gracias a su principio activo, el paracetamol. Pero ¿sabes cuál es la dosis que tienes que utilizar? ¿Cada cuánto administrarlo? ¿Qué interacciones y contraindicaciones puede tener?

Es habitual que los medicamentos acaben en algún cajón fuera de sus cajas y que un buen día vuelvas a necesitarlos y ya no sepas dónde dejaste el prospecto. Por eso, hoy queremos resumir todas las cuestiones más importantes que pueden surgir en torno al uso de este útil medicamento, imprescindible en tu hogar si tienes hijos.

¿Cuáles son las indicaciones del Apiretal?

Hablamos de un medicamento que tiene propiedades analgésicas y antipiréticas. Esto significa que ayuda a aliviar el dolor y ataca los procesos febriles. No tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que no puede utilizarse como sustituto del ibuprofeno y viceversa. Recuerda esto para no administrar equivocadamente estos medicamentos, un error bastante frecuente.

El Apiretal, siempre en la dosis correcta, puede ser administrado en niños y bebés (siempre bajo supervisión médica) y también es completamente seguro para mujeres embarazadas y durante la lactancia, salvo que presenten hipersensibilidad a alguno de sus componentes.

Recuerda que no se deben tomar medicamentos caducados. En el caso del Apiretal, una vez abierto puede utilizarse durante el plazo máximo de seis meses.

Muy Interesante:  ¿Cómo aliviar un dolor de cabeza intenso?

¿Cuáles son las contraindicaciones del Apiretal?

El Apiretal está contraindicado, lógicamente, en personas alérgicas al paracetamol. Aparte de eso, tampoco debes tomarlo en los siguientes casos:

– Si sufres enfermedades hepáticas.

– Si padeces dolencias relacionadas con el corazón, pulmones o riñones. Especialmente si estás en tratamiento, ya que el paracetamol puede interaccionar negativamente con esos medicamentos.

– Si tienes anemia.

– Si eres consumidor habitual de alcohol, ya que puede producir importantes daños en el hígado.

En cuanto a su administración en niños, recuerda:

– No administres Apiretal si el niño es alérgico al paracetamol o tiene alguna enfermedad hepática (la hepatitis A no es infrecuente en niños).

– Si toma medicamentos antiepilépticos que estén afectando al hígado. Solo si se han realizado análisis y los valores en sangre e hígado son normales se podría administrar, siempre con cuidado de no exceder la dosis.

– Con los medicamentos antituberculosos rigen las mismas precauciones que acabamos de señalar.

¿Cómo calcular la dosis de Apiretal?

Puedes administrarlo a niños entre 3 y 32 kilogramos de peso, es decir, aproximadamente entre 0 y 10 años de edad. Pero ¿tienes claro cuál es la dosis necesaria en cada toma según la edad o peso?

Si el envase es de 15 o de 30 ml, observarás que el tapón lleva un cuentagotas incorporado. Puedes valerte de él para calcular la dosis de Apiretal que tienes que administrar, según el peso del niño:

– Hasta 4 kg: 15 gotas.

– Hasta 8 kg: 30 gotas.

– Hasta 10,5 kg: 40 gotas.


– Hasta 13 kg: 50 gotas.

Cuando el peso del niño supere los 13 kg de peso, es recomendable que tengas en casa el frasco de 60 o el de 90 ml, que ya no traen un tapón cuentagotas sino una jeringuilla. Pero si solo tienes el cuentagotas para extraer la dosis, te será fácil calcularla si aplicas las siguientes fórmulas:

Muy Interesante:  Ventajas de la citronela

– Multiplica el peso del niño (en kilogramos) por 0,15 y el resultado que te dé serán los mililitros que has de administrar.

– Después, para saber cuántas gotas son, basta con tener en cuenta que cada gota contiene 0,04 ml.

Por lo tanto, para un niño de 20 kg de peso, primero multiplicarás 20 x 0,15, cuyo resultado es 3 (mililitros); y, después tendrás que dividir 3 entre 0,04, lo que da, finalmente, 75 gotas.

Si tienes una jeringuilla a mano escalada en mililitros, será aún más sencillo extraer la dosis, aunque no sea específicamente la que acompaña los envases grandes de Apiretal: basta con buscar la marca correspondiente a los mililitros deseados en la escala longitudinal impresa.

Debes tener en cuenta que la dosis total que se puede administrar es de 0,6 mililitros diarios por kilo de peso. En nuestro ejemplo, a un niño de 20 kg de peso le corresponden, como máximo, 12 mililitros diarios de medicamento, que deben ser administrados separadamente en tomas de 3 ml, tal y como habíamos calculado.

¿Qué sucede si se administra por error una dosis mayor de la que correspondería?

Se considera sobredosis de paracetamol ingerir en una sola toma más de 60 ml en adultos y más de 1 ml por kilogramo de peso en niños. En el niño de 20 kg, por lo tanto, se considerará sobredosis la ingesta de 20 ml en una sola toma. En estos casos, tienes que acudir rápidamente a un servicio médico aunque no aprecies ningún síntoma ni signo de malestar, ya que a veces tardan un par de días en manifestarse. Los síntomas de una sobredosis de paracetamol son:

Muy Interesante:  Resfriado y gripe; diferencias a tener en cuenta

– Mareos.

– Vómitos.

– Pérdida del apetito.

– Aparición de color amarillento en la piel y en los ojos.

– Dolor en el abdomen.

Precauciones que debes tomar y posibles efectos adversos del paracetamol

Como pasa con cualquier otro medicamento, no debes recurrir al Apiretal por tu cuenta y riesgo, sino que siempre debe ser prescrito por un médico general o por el pediatra.

Dando por sentado que cumples con esta precaución básica, hay otra norma general: no se debe administrar paracetamol, ni cualquier otro analgésico o antipirético, justo en el momento de poner las vacunas para contrarrestar los estados febriles que a veces les acompañan. Si se hace, se corre el riesgo de que la respuesta inmunitaria del organismo a los anticuerpos inoculados en la vacuna sea más reducida. Y esto dejaría al niño desprotegido frente a la enfermedad.

A pesar de estas precauciones, no se puede decir que el paracetamol sea un medicamento de riesgo y, de hecho, son escasas las veces que aparecen sus efectos adversos. Si llegan a darse, suelen estar relacionados con:

– Daños en el hígado (siempre que se tome en dosis muy altas y el tratamiento sea prolongado).

– Reacciones graves en la piel.

– Alteraciones en la sangre.

Conclusión

El Apiretal es un medicamento eficaz y seguro, aunque debes ser cuidadoso a la hora de calcular la dosis. Existe una sencilla fórmula que te permitirá saber en todo momento la cantidad máxima de Apiretal que puedes administrar.

✍🏻🙋🏻‍♂️❤️ Y esto es todo por hoy. ¡Esperamos abajo tus comentarios! 👇👇👇


Artículos muy vistos:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario