Enantyum, ¿qué es y para qué se utiliza?

El enantyum es uno de los fármacos más populares, por lo que muy posiblemente lo tengas en casa o hayas escuchado hablar de él. Se trata de un medicamento con doble efecto analgésico y antiinflamatorio, de los más potentes que hay en la actualidad y que le hace la competencia directa al ibuprofeno. No obstante, son fármacos diferentes.

A continuación, vamos a explicar con todo detalle qué es el enantyum, para qué se utiliza, sus beneficios y sus efectos secundarios o contraindicaciones. También te mostraremos las diferencias con respecto al ibuprofeno.

Qué es el enantyum y para qué sirve

Se comercializa como analgésico, aunque es un antiinflamatorio no esteroideo que lleva como principio activo el dexketoprofeno trometamol. Actúa inhibiendo la síntesis de las prostanglandinas, y con ello, reduciendo la inflamación, ya que regula la presión sanguínea y la coagulación.

Además, alivia el dolor en sus diversas formas, tanto si es un dolor de muelas como si son dolores menstruales, de cólicos, musculoesqueléticos, lumbares o posoperatorios, entre otros. Por eso mucha gente lo toma. Es un fármaco que dará alivio a multitud de dolores derivados de distintos problemas de salud.


Muy Interesante:  Algidol para los síntomas del resfriado

Por lo tanto, trata el dolor de leve a moderado y alivia los dolores graves en un amplio espectro de personas, sirviendo así para toda la familia si lo tenemos en casa. Sin embargo, este medicamento no sirve para tratar el dolor de cabeza.

Ventajas de este medicamento

Una de las principales ventajas que ofrece este fármaco es que supone un alivio general al dolor, indistintamente de cuál sea la causa del mismo. De este modo puede valernos para tratar molestias bucales, renales, cólicos, molestias musculares y óseas, diferentes lesiones o tras una intervención quirúrgica.


Se vende en varios formatos para adaptarse a las necesidades del momento. Y además, rara vez ocasiona efectos secundarios. No obstante, puede tenerlos.

Como medicamento contra el dolor, es mucho más potente e inmediato que el ibuprofeno. Ideal si queremos despedirnos del dolor lo antes posible.


Cómo se toma este fármaco

Hemos dicho que lo podemos adquirir en distintos formatos, así es posible encontrarlo en forma de cápsulas, que es lo más habitual, o también como ampollas inyectables. También lo tenemos en gel para su aplicación tópica.

Su consumo no debe sobrepasar los 75 miligramos diarios. Generalmente se receta la toma de un comprimido de 25 miligramos cada 8 horas. Debe tomarse después de haber comido algo, aunque si sientes que tus dolores son muy fuertes y no te apetece comer nada, puedes tomarlo en ayunas y el efecto incluso será más rápido.

Muy Interesante:  Cómo prevenir la bronquiolitis en bebes

En cuanto a las ampollas inyectables por vía intramuscular, la dosis no debe exceder de 150 miligramos al día. Lo habitual es inyectar una ampolla de 50 miligramos cada 8 o 12 horas. En cualquier caso, la vía intramuscular debe ser una excepción que no debe prolongarse más allá de dos días. Si transcurridos dos días, o menos tiempo, el dolor se reduce, mejor pásate al medicamento por vía oral.

Cuáles son los efectos secundarios del enantyum

Antes dijimos que los efectos secundarios con este medicamento se dan en raras ocasiones, si bien tiene efectos secundarios y hay que tenerlos en cuenta. Los efectos adversos más frecuentes que puedes sentir tras tomar el fármaco son dolor de estómago y molestias digestivas como náuseas y vómitos.

Estos anteriormente descritos son los efectos secundarios más habituales, pero pueden darse otros como somnolencia, mareos y vértigos. En ocasiones, podemos sentir también sofocos, fatiga, sequedad de boca o nerviosismo y sensación de malestar en general.

De manera muy excepcional, se han dado casos de úlceras en la piel, taquicardia e hinchazón en la cara.

Si estás tomando este fármaco y notas alguno de estos síntomas o cualquier otro, acude de inmediato a tu médico o al servicio de urgencias.

Contraindicaciones de este medicamento

Aunque por lo general este fármaco es bien tolerado por la mayoría de las personas, no deben tomarlo las mujeres embarazadas ni aquellas que se encuentran en periodo de lactancia. Tampoco deben tomarlo, salvo recomendación expresa de su médico, los menores de 18 años.

Muy Interesante:  Cólicos en bebés: Cómo prevenirlos

Aparte de estos, las personas que sufren de asma o pólipos nasales, o que sufren de trastornos digestivos con frecuencia, también deben abstenerse. Así como aquellos que tienen úlcera péptica, enfermedad de Crohn, o que sufren insuficiencia renal.

¿Enantyum o Ibuprofeno?

Ambos medicamentos sirven para aliviar el dolor, aunque el enantyum es más fuerte, por lo que tiene mejores efectos si el dolor es grave, pero también entraña mayor peligro, en especial para los niños.

Mientras, el ibuprofeno tarda más tiempo en hacer efecto y es menos fuerte, sin embargo, una ventaja que tiene es que sus efectos son más duraderos.

Ya conoces todo acerca del enantyum y para qué sirve, así como las precauciones que debes tener con este medicamento.

Artículos muy vistos:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario