Preparación colonoscopia: todo lo que necesitas saber

A lo largo de tu vida, seguramente realizarás, al menos, una colonoscopia. Mediante este procedimiento podemos inspeccionar el colon y recto de una manera sencilla, rápida y con un riesgo muy bajo. Así, se pueden diagnosticar las posibles alteraciones del tracto colorrectal. Si bien es cierto, es necesario tomar ciertas medidas con anterioridad para así optimizar los resultados. Por este motivo, te indicamos cómo realizar la preparacion de la colonoscopia.

Preparacion colonoscopia: pasos a seguir

Desde el punto de vista de algunos pacientes, el preparatorio puede llegar a ser más molesto que la propia colonoscopia. Sin embargo, llevar a cabo este preparatorio de manera correcta es fundamental para conseguir una prueba de calidad. Es por eso por lo que, en primer lugar, intentaremos que este preparatorio sea lo más agradable posible y, en segundo, te recomendamos seguir estos pasos al pie de la letra, ¡el trabajo bien hecho no necesita repetirse!

Y claro, te estarás preguntando ¿cuál es el objetivo de la preparación? Pues muy simple: conseguir la mayor limpieza posible del tracto colorrectal; así, será posible ver todas las estructuras de manera nítida y sin interferencias. Conforme se acerca el día de la prueba tendremos que ir realizando una serie de preparativos, ¡te los contamos todos!

Muy Interesante:  El Inzitan, ¿por qué ya no está disponible?

Cuatro días antes de la colonoscopia

Tenemos que empezar con las restricciones en la dieta. Estas serán, simplemente, pequeños detalles y no alterarán en exceso tus hábitos alimentarios. El objetivo será reducir los residuos generados. Para ello, tenemos que evitar alimentos como:

– Cereales integrales o arroz no blanco.

– Frutas y hortalizas que contengan cáscara, pepitas o semillas.

– Palomitas de maíz.

– Legumbres.

– Carnes rojas y embutidos.

Así mismo, fundamental mantenerse hidratado mediante el consumo de agua, zumos sin pulpa y sopas.

Día anterior a la prueba

Este día la dieta se acentúa. Dada la proximidad de la colonoscopia, las comidas han de ser muy ligeras, basándose en el consumo de pescado a la plancha, un smash de patata o una pequeña tortilla francesa, ¡nada de patatas!

En función de la hora a la que nos hagamos la colonoscopia, comeremos a una u otra hora. Si la realizamos por la mañana, comeremos sobre las 14-16 horas. En cambio, si la llevamos a cabo por la tarde, cenaremos antes de las nueve de la noche.

Día de la prueba

Y… ¡llegó el día! En este momento ya está prohibida la ingesta de cualquier tipo de alimento sólido. Y la ingesta de líquido solo será posible hasta dos horas antes de la prueba. A partir de ese momento, ¡cero!

Muy Interesante:  Sexy y peligroso: El juego del muelle

Así mismo, será en este momento en el que se consuma el laxante necesario para garantizar la calidad de la colonoscopia. La elección de un fármaco u otro recaerá sobre el médico encargado. Los fármacos más comunes son el Moviprep y Citrafleep, y la mayor diferencia entre ellos es la forma de preparación. Tras dos-tres horas, aproximadamente, tomando la solución del fármaco, nuestro tracto estará listo para ser explorado.

Como puedes ver, la preparación de la colonoscopia es un poco engorrosa, pero siguiendo estos sencillos pasos será mucho más llevadera. ¡A por ello!

Artículos populares:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario