¿Qué es y para qué se utiliza el Spasmoctyl?

Spasmoctyl; ¿Qué es y para qué se utiliza?

Nota importante:

Es importante comenzar recordándote que no debes consumir ningún tipo de medicamento sin un diagnóstico y prescripción realizada por personal sanitario. Eso incluye el producto del que vamos a hablar hoy, spasmoctyl.

Es más que probable que si padeces contracciones dolorosas e intensas en el tracto digestivo o calambres, el médico te diagnostique que sufres espasmos musculares.

¿Qué es el Spasmoctyl?

Este medicamento tiene un carácter espasmolítico, es decir, elimina los espasmos y actúa en la contracción de la musculatura del tubo digestivo.

Es una fórmula cuyo principio activo principal es el otilonio de bromuro, que es un compuesto de amonio cuaternario encargado de relajar la musculatura lisa. Viene en grageas de 40 miligramos.


¿Para qué se utiliza?

El uso de este fármaco anula el espasmo. Hace que desaparezca, mitiga el dolor y restablece las funciones digestivas.

Por tanto, se utiliza el síndrome del intestino irritable, los espasmos gastrointestinales como los del tracto biliar, el cólico uretral o renal e incluso la dismenorrea. Además está indicado como coadyuvante en úlcera péptica y radiografía gastrointestinal.


Muy Interesante:  Riesgos del embarazo en la adolescencia

Posología y envase

De forma general, su posología es de una gragea dos o tres veces al día. Lo ideal es consumirla unos 20 minutos antes de la comida y el tratamiento global no suele sobrepasar el mes.

Este fármaco se puede encontrar en envases de 20 o de 100 unidades y se debe adquirir exclusivamente en oficinas de farmacia con la correspondiente receta médica.


Debido a todas estas indicaciones, es extremadamente importante que cualquier medicamento que vayas a consumir esté prescrito por un médico. En el caso del spasmoctyl, además, si fuera por un especialista en gastroenterología podría evitar reacciones secundarias a su consumo.

Quizá te interese…

¿Cómo se determinan los espasmos musculares?

Un espasmo es la contracción de forma involuntaria de un músculo o un grupo de músculos que provoca incomodidad, hinchazón, dolor y rigidez en la zona. Afecta a todos los músculos del tubo digestivo por los que suelen transitar los alimentos, es decir, desde la boca hasta el intestino.

Muy Interesante:  Enantyum, ¿qué es y para qué se utiliza?

Dejando al margen la incomodidad y el dolor que se produce, lo más importante es que los espasmos no permiten el recorrido del alimento y, por tanto, no se puede absorber de forma adecuada.

Es una situación que se produce por múltiples factores, entre los que se encuentran la edad, el tipo de alimentación, la condición física, la temperatura de los alimentos, el estilo de vida y, por supuesto, la combinación de esto con otras enfermedades como los ataques de ansiedad o el reflujo gastroesofágico.

Para realizar un buen diagnóstico, el facultativo te prescribe una batería de análisis con la finalidad de determinar las causas de los espasmos. Si la analítica confirma la sospecha, uno de los medicamentos que te pueden prescribir es el Spasmoctyl.

Artículos muy vistos:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario