Resfriado y gripe; diferencias a tener en cuenta


Resfriado y gripe diferencias a tener en cuenta

La gripe y el resfriado son dos enfermedades que pueden llegar a resultar verdaderamente molestas. No obstante, cabe destacar que entre el resfriado y gripe varias diferencias existen.

Cada vez que pasa la época estival, la palabra gripe suele estar en boca de la mayoría de las personas. Y es lógico, debido a que durante los meses de diciembre y abril la actividad del virus que provoca esta enfermedad alcanza un punto fuerte.

Este virus es muy contagioso. Puede llegar a perjudicarte durante una semana, dado que su grado de afectación es alto. Se transmite de una forma tan rápida que si entras en contacto con unas gotas de saliva expulsadas al hablar, toser o estornudar por alguien que ya está enfermo, o si tocas objetos que estén infectados por este virus, es muy posible que te infectes.

Principales diferencias

Aunque estas enfermedades pueden parecer ser iguales en realidad no lo son. Cada una de ellas presenta unos síntomas diferentes:

1. Goteo de la nariz

El goteo nasal es una señal del resfriado y puede estar asociado a la congestión nasal. Sin embargo, cuando tienes gripe, la nariz está despejada.

Muy Interesante:  Cómo curar un resfriado rápidamente

2. Estornudar

Es uno de los principales síntomas del resfriado y esta acción se produce a menudo. En cambio, en la gripe ocurre esporádicamente.

3. Picor en los ojos

Se trata de un síntoma característico del resfriado y raramente aparece en la gripe.

4. Alta temperatura corporal

Esta señal es muy importante dado que la fiebre requiere de especial cuidado. En el caso de la gripe, la fiebre suele ser un síntoma y, además, puede llegar a ser alta. Te recordamos que tener fiebre durante menos de una semana es algo normal.

Por el contrario, en el resfriado es raro que la fiebre aparezca pero puede brotar de forma leve.

5. Dolor de los músculos y de cabeza



Los dolores musculares y de cabeza están relacionados con la gripe. En realidad, los dolores de los músculos pueden llegar a ser fuertes en las piernas y la espalda. Al tener un resfriado es muy poco frecuente padecerlos.

6. Tos

Un punto similar que hay entre la gripe y el resfriado es la tos. Por lo tanto, el indicador que te permitirá saber si se trata de una enfermedad u otra es la mucosidad.

La tos acompañada de mucosidad es síntoma de resfriado, mientras que la gripe se caracteriza por la ausencia de ella.

Muy Interesante:  Resfriado con fiebre: cómo tratarlo

7. Molestias en la garganta

El dolor de garganta es un signo claro y habitual del resfriado. En la gripe es circunstancial.

¿Cómo podemos aliviar los síntomas?

Si no curas la gripe, es muy probable que te pase factura. Por lo tanto, procura tratarte desde el primer día en el que aparezcan los síntomas y así será más leve.

A continuación, te presentamos algunos consejos que puedes llevar a cabo ante la aparición de los primeros síntomas:

1. Baño de agua caliente ante escalofríos

Es recomendable que ante la aparición de escalofríos tomes un baño de agua caliente, dado que este síntoma quiere decir que te está subiendo la fiebre. Debes permanecer durante 15 minutos bajo el agua caliente y, cuando salgas, abrígate con una toalla para evitar coger frío.

2. Vigila la fiebre

Deberás comer poco, dado que la alta temperatura que tengas impedirá la digestión precisa de los alimentos y hará que se produzcan más toxinas en la comida, dando lugar a que el virus se avive.

Bebe mucho líquido para compensar los líquidos que has perdido debido a la sudoración que ocasiona la fiebre.

Es importante saber que en entre el resfriado y gripe las diferencias son muchas, por lo que ahora te resultará más fácil tratar de manera más fácil cualquiera de estas dos enfermedades.

✍🏻🙋🏻‍♂️❤️ Y esto es todo por hoy. ¡Esperamos abajo tus comentarios! 👇👇👇


Muy Interesante:  El Inzitan, ¿por qué ya no está disponible?

Artículos muy vistos:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario