Visitando el Bronx: historia imprescindible en New York

Siempre que se plantea un viaje a Nueva York hay una parte de la Gran Manzana que no se puede olvidar: el Bronx. Se trata de uno de los distritos más conocidos de la ciudad y una de las zonas que más oportunidades nos ofrece a los viajeros. Desde historia, música, hasta gastronomía y excelentes paisajes urbanos, en este barrio tendrás la oportunidad de tener algunas de las visitas más impresionantes de la ciudad.

Historia de El Bronx

Aunque a día de hoy pueda parecer imposible, en realidad los comienzos de este distrito se remontan a un conjunto de granjas que se aprovechaban de las orillas del río Hudson y del río Harlem para hacer prosperar sus cultivos. Con el avance de la industrialización y la aparición de los medios de transporte modernos, el siglo XIX transformó esta zona en un nuevo condado de la ciudad de Nueva York.

Poco a poco se fue convirtiendo en una zona residencial que alberga también una importante actividad industrial. Esto le ha dado un carácter especial al paisaje de sus calles, pobladas de comercios, almacenes y edificios de viviendas altos, contribuyendo al archifamoso skyline de la gran ciudad.

El Bronx tiene una situación privilegiada, justo al norte de Manhattan y muy cerca de Brooklyn y Queens. Esta ubicación tan céntrica hace que resulte muy sencillo incluirlo en cualquier guía de viaje a Nueva York para disfrutar de sus encantos. También resulta sencillo llegar mediante el metro y otros medios de transporte habituales en la ciudad.

Este distrito está dividido en una serie de barrios con distintas características socioeconómicas, pero todos ellos comparten con el resto de Nueva York el hecho de ser uno de los lugares del mundo con mayor diversidad étnica. Todo el distrito es un crisol de culturas que va dejando su huella en cada calle y en cada comercio, se trata de una oportunidad única para conocer a fondo distintas formas de vivir procedentes de todo el mundo.

Los imprescindibles: qué visitar en El Bronx

Pero vamos a lo importante, ¿cuáles son las visitas que no pueden faltarte cuando paseas por este distrito icónico de la Gran Manzana?

Muy Popular:  Curiosidades que no conocías del Empire State

Hay muchos lugares interesantes, desde el Museo de las Artes, que recoge expresiones culturales vanguardistas de todo el mundo, hasta el parque Van Cortland, el más grande de la ciudad. El distrito es amplio y diverso, por lo que no te resultará difícil encontrar restaurantes en la costa para disfrutar de la gastronomía tradicional de la zona, ni tendrás problemas buscando música en directo. No obstante, si hay cuatro visitas imprescindibles en el Bronx son las siguientes:

Belmont y Arthur Avenue

Como te decía, el distrito es un verdadero crisol de culturas. Uno de los grupos más destacados es el de los italoamericanos, instalados en el barrio de Belmont, donde conviven con latinos e hispanos. La calle más destacada es Arthur Avenue: allí no será difícil disfrutar de la gastronomía italiana tradicional, platos sabrosos perfectos para coger fuerzas para el resto del día.

Pero si eres un amante de la cocina no deberías conformarte con probar los platos de sus restaurantes. La mejor forma de aprovechar la visita es ir a conocer sus tiendas, donde podrás llevarte productos de primera calidad, especias, salsas y otros condimentos con los que recordar tu viaje cuando vuelvas a casa.

El jardín botánico: diversidad en el mundo vegetal

Muy cerca de Belmont está otra de las visitas obligatorias del municipio: se trata del Jardín Botánico de Nueva York. Aquí conviven espacios naturales que todavía se conservan tal y como eran hace décadas, con jardines y zonas creadas artificialmente para conservar especies interesantes y para el deleite del espectador.

Las flores son las grandes protagonistas de esta visita. En este jardín botánico hay rosaledas, cerezos que florecen en primavera y muestras de orquídeas, ¡y esto es solo una selección de la belleza que aquí puedes encontrar!

El zoológico

¿Todavía tienes ganas de conocer más a fondo la naturaleza de nuestro planeta? Entonces, nada más salir del Jardín Botánico debes acercarte al zoológico, uno de los más importantes de todo el mundo. Es el hogar de más de 600 especies animales distintas, un total que asciende a los seis mil ejemplares.

Orangutanes, osos polares y cocodrilos conviven en más de cien hectáreas de parque. Además, también es posible disfrutar de distintos tipos de exhibiciones y eventos, una opción más que recomendable si viajas en familia.

Muy Popular:  Puente de Brooklyn; cuando la realidad supera a la ficción

Yankees Stadium: parada obligada para los amantes del deporte

Si te gustan los deportes, especialmente el béisbol, el estadio de los Yankees de Nueva York es una visita imprescindible para ti. Es uno de los recintos deportivos más caros y de mayor envergadura del mundo, además de todo un emblema del universo deportivo de élite.

Curiosidades de El Bronx

La fama que se ha granjeado el distrito ha dado para mucho más que museos y estadios. Son muchos los personajes famosos que han nacido o se han criado en sus calles, aquellas que también han sido el escenario de películas de renombre.

Buscando nombres en Woodland

Uno de los lugares que más información guarda es Woodland, el cementerio del distrito. Aunque puede sonar un tanto tétrico, en realidad no es extraño que los turistas visiten los camposantos en busca de las lápidas de personajes famosos a los que rendir homenaje. Además, no cabe duda que algunos mausoleos son verdaderas obras de arte.

Además de contener las tumbas de algunos de los protagonistas más importantes de la historia americana, también algunas figuras inolvidables del panorama musical descansan bajo la tierra de Woodlan. Celia Cruz, Miles Davis o Duke Ellington son solo algunos de los nombres que puedes buscar en este lugar de paz y tranquilidad.

Otros personajes famosos del distrito

Las calles del distrito también han albergado a algunos personajes famosos, una huella que todavía podemos rastrear en nuestra visita turística. La cantante Lana del Rey residió en Belmont una temporada, al escritor Don DeLillo lo vieron crecer las calles y guarda registro de ello en alguna de sus obras más famosas.

Pero quizás el residente más querido fue Edgar Allan Poe, de quien todavía se conserva su vivienda, convertida ahora en casa-museo. ¡No pierdas la oportunidad de conocer el lugar en el que el afamado escritor trajo a la vida alguno de sus cuentos más emblemáticos!

Un barrio de película

Aunque si el nombre del distrito te suena tanto es también porque es habitualmente el escenario de series y películas.

De hecho, la película de animación Madagascar tiene como protagonistas a los animales del parque zoológico que ya te hemos recomendado, por eso es una parada obligatoria si viajas con niños. De entre las películas para adultos, Una historia del Bronx, la producción de Robert De Niro, es quizás la más conocida. El retrato que hace del distrito ha ayudado a crear esa fama de peligrosidad que rodea a esta zona de Nueva York.

Muy Popular:  Chinatown, también en New York

Las calles pintadas

El graffiti tiene muchos detractores, pero es innegable que cada vez está más cerca de convertirse en un arte. Esta expresión del carácter urbano de sus habitantes florece con mucha fuerza en el distrito, de tal forma que no es raro encontrar tours para conocer algunas de las murales más queridos de la zona.

Algunos de los más emblemáticos rinden homenaje a personajes y habitantes del barrio, una forma distinta de contar la historia, con personajes distintos a través de los que podemos conocer más a fondo la realidad social de este distrito.

Precauciones durante el viaje:

Precisamente es esta fama que se ha creado alrededor del distrito a través de películas y series lo que hace que muchos se pregunten hasta qué punto es seguro visitar esta zona concreta de la ciudad de Nueva York.

Lo cierto es que hay que guardar ciertas precauciones. Por ejemplo, la zona más al sur del distrito es totalmente desaconsejable, ya que se trata de un punto clave del tráfico de drogas y de la prostitución en la ciudad. No obstante, el resto de barrios del distrito son tan seguros como cualquier otro, y no tendrás ningún problema a la hora de visitar los museos o el Jardín Botánico.

La historia más negra del distrito no es más que eso: historia. Los índices de criminalidad han bajado drásticamente en las últimas décadas, por lo que no debes preocuparte más de la cuenta. Como en otros casos, evitar situaciones de peligro, como quedarse hasta tarde por la noche, o callejear sin la compañía de alguien que conozca la zona, será suficiente para pasar unas vacaciones increíbles e inolvidables.

Conclusión

Con toda esta información ya estás listo para disfrutar de tu viaje a Nueva York, visitando una de sus verdaderas joyas, el Bronx. Recorre sus calles para desvelar todos los secretos que este distrito guarda para sus visitantes y haz un viaje a la Gran Manzana empapándote de toda la cultura y diversidad que pueden ofrecerte sus calles. Aprovecha para conocer un Nueva York distinto, mucho más urbano y callejero.

¡Cuéntaselo a todos!

2 comentarios en “Visitando el Bronx: historia imprescindible en New York”

  1. He estado un par de veces pero siempre con guías, los mismos guías te dicen que no lo visites solo porque te puedes meter en zonas o calles peligrosas en las que tener un susto. Al igual, siempre se visita de día, a primera hora de la mañana donde todo está tranquilo y apenas ves nadie por las calles… Las noches en esa zona tienen que dar un poco de miedo.

Deja un comentario