Pasos a seguir para preparar tu viaje a Nueva York

¿Estás organizando tu viaje a Nueva York y no sabes muy bien por dónde empezar? Te voy a explicar todo lo que necesitas saber para preparar tu escapada y cumplir tu sueño de disfrutar, por unos días, de la ciudad que nunca duerme, apodo que popularizó Frank Sinatra en su famoso tema ‘New York, New York’.

Para que todo te salga perfecto y disfrutes al máximo la experiencia, es importante que tengas en cuenta una serie de detalles de los que te voy a ir hablando a lo largo de este artículo. Realmente, no se trata de una gestión complicada, pero te vendrá bien prestar atención a los consejos que voy a brindarte, puesto que te ayudarán a solucionar cualquier duda que te surja.

¿Qué documentación necesitas para tu viaje a Nueva York?

Voy a empezar por contarte qué documentación necesitas para poder entrar en los Estados Unidos. Tal vez sea lo más esencial que debes saber para no llevarte ninguna sorpresa inesperada. No te olvides de tramitar el visado de entrada a los Estados Unidos (ESTA) por adelantado.

Es posible que si te saltas este paso tengas un contratiempo al llegar al aeropuerto. Es posible que, incluso, no te dejen quedarte y te obliguen a tomar el siguiente vuelo de vuelta a casa. No serías la primera persona que se ve envuelta en este mal trago, así que haz bien los deberes y así no habrá nada de lo que debas preocuparte.

Es cierto que, en muchos casos, puedes rellenar el formulario en el mismo avión antes de aterrizar. Muchas compañías ofrecen esta opción a sus clientes precisamente para evitar que se produzcan estas situaciones tan desagradables. Si te despistas aún estarías a tiempo de solucionarlo, pero no tientes a la suerte.

El ESTA es un documento que se tramita de manera sencilla por Internet, a través de la página www.esta.es, y resulta bastante sencillo de rellenar. Tendrás que completar un formulario de preguntas acerca de tu procedencia, el motivo de tu viaje, si tienes antecedentes penales, etcétera.

Una vez que lo confirmas tiene una validez de dos años y te permite permanecer en el país norteamericano durante un tiempo máximo de 90 días. Es una gestión que puedes hacer con tiempo una vez tengas clara la fecha concreta de tu viaje a Nueva York.

Muy Interesante:  Rockefeller center: punto a visitar en New York

En la dirección web que te he dado vas a encontrar las instrucciones que debes seguir para cumplimentar y validar el visado. En unos minutos habrás terminado y ya podrás respirar tranquilo. Si todo ha ido bien, en menos de 24 horas recibirás una respuesta confirmando que tu solicitud ha sido aceptada.

De lo contrario, obtendrás una negativa, lo que puede deberse a que hayas cometido cualquier error formal a la hora de completar el cuestionario. Si la información es incompleta o has aportado datos confusos te vendrá rechazada, así que tómate bastante en serio este trámite y haz las cosas con calma.

En algunos casos puntuales, puede que te exijan que visites la embajada norteamericana para que te entiendan dicho visado turístico. Este programa de exención de visa (ESTA) tiene un coste aproximado de unos 10 dólares.

También en el avión, antes de aterrizar, te entregarán la declaración de aduanas en la que te pedirán tu nombre y el de tus acompañantes (se rellena tan solo uno por familia), así como si transportas mercancías de valor. Este documento lo tendrás que entregar en la aduana, donde también te tomarán fotografías y tus huellas dactilares. Tal vez tengas que responder a varias preguntas en relación a la duración y al motivo de tu estancia.

Lógicamente, también resulta esencial que tengas en regla tu pasaporte para poder viajar. Comprueba que sigue vigente en caso de que ya lo tengas. En caso contrario, tendrás que pedir cita en la jefatura superior o en la comisaría de policía de tu ciudad para que te lo expidan.

¿Contrato un seguro médico?

La respuesta que te doy a esta pregunta es contundente: ni lo pienses. Contrata un seguro médico para tu viaje a Nueva York y así no tendrás que preocuparte de nada si tienes algún percance durante tu estancia. Imagina que sufres una intoxicación alimentaria o que te tuerces un tobillo: la Sanidad en Estados Unidos es privada, por lo que si requieres atención sanitaria, de no disponer de seguro tendrás que prepararte para hacer frente a la factura que te van a pasar.

Consulta a tu compañía aseguradora en España y exponles el caso. Probablemente te ofrezcan un presupuesto interesante para darte cobertura en caso de que te suceda algo en la Gran Manzana y tengas que ser atendido. Ellos van a saber asesorarte mejor que nadie.

Muy Interesante:  Curiosidades que no conocías del Empire State

También tienes la posibilidad de consultar con tu banco si dispone de alguna tarjeta que incluya cobertura sanitaria en el extranjero que pueda resultarte útil.

¿Cuánto dinero es recomendable cambiar a dólares?

Es algo que va en función de tu manera de administrar el presupuesto del que dispones para gastar en el viaje. Yo, desde luego, te aconsejo que unos días antes de tu salida te acerques a la oficina de tu entidad bancaria para cambiar una cantidad moderada de euros.

Es bueno llevar algo de efectivo por si te surgen gastos imprevistos y no te ofrecen la posibilidad de pagar con tarjeta. Ten presente que la moneda europea tiene más valor que la norteamericana y que siempre vas a salir mejor parado si cambias en tu banco que si lo haces, por ejemplo, en el aeropuerto.

Una vez en la ciudad, paga con tarjeta siempre que puedas, ya que la aceptan prácticamente en todos los establecimientos y el cambio te va a resultar siempre más favorable.

¿Cómo moverte por Nueva York?

Para disfrutar al máximo de la ciudad te aconsejo que te desplaces a los sitios caminando. Si no estás demasiado cansado y tienes tiempo de sobra, es la mejor opción para no perderte un solo detalle. En cualquier caso, Nueva York es una gran urbe en la que hay muchas cosas para ver. Antes o después vas a tener que utilizar el transporte público.

Lo mejor es recurrir al metro, porque pasa cada pocos minutos y conecta prácticamente toda la ciudad, especialmente si tienes que cubrir largas distancias.Te recomiendo que te hagas con un mapa de las estaciones. Lo vas a tener que consultar más de una vez.

Debes saber que el metro dispone de 26 líneas que circulan por cuatro de los cinco distritos en los que está dividida la ciudad: Manhattan, Brooklyn, Queens y el Bronx. El único al que no llega es Staten Island. Cada línea lleva por nombre un número y una letra y se identifica con un color.

Funciona las 24 horas del día y en hora punta tarda entre 2 y 5 minutos en pasar cada convoy, mientras que durante el resto del día lo hace cada 5-10 minutos. De noche lo hace con una periodicidad de 10-20 minutos. El billete sencillo cuesta 3 dólares, por lo que no te lo recomiendo si lo vas a utilizar muchas veces.

Muy Interesante:  DUMBO: Vistas de película en New York

Lo mejor es que te hagas de una MetroCard, que te servirá para utilizarla también en los autobuses. Con este abono de transporte tienes la opción de cargar billetes sueltos, que te saldrán por 2,75 dólares cada uno, o validarla para utilizarla cuantas veces necesites durante un período determinado.

¿Qué tarjeta turística te conviene?

Es importante que planifiques bien tu viaje a Nueva York y que tengas claros los lugares que deseas visitar. En función de ello podrás comprar la tarjeta turística que mejor te convenga. Presta atención a estos consejos y no los dejes pasar, puesto que de lo contrario gastarás más dinero del necesario a la hora de pagar las entradas del establecimiento al que desees entrar.

Te sugiero que compres la CityPass si es la primera vez que visitas la ciudad y quieres conocer los lugares imprescindibles. Con ella tendrás acceso a lugares emblemáticos como el Empire State Building, el Top of the Rock o la Estatua de la Libertad. Es válida para seis atracciones y la puedes usar durante 9 días seguidos, a contar desde el momento en que la utilizas por primera vez. Tiene un precio fijo de 122 dólares.

Con la New York Pass tendrás la opción de elegir entre más de 100 atracciones para visitar. Puedes comprarla con una validez de 1, 2, 3, 5, 7 ó 10 días. Para los adultos, el precio de un día es de 124 dólares, que va aumentando de acuerdo con el número de días escogido (189, 273, 324, 369 y 419 dólares, respectivamente).

La Explorer Pass tiene una validez de 30 días y te ofrece una lista de 60 atracciones entre las que tendrás que elegir cuáles quieres visitar. Puedes optar por 3 atracciones (89 dólares por adulto), 4 atracciones (119), 5 atracciones (134), 7 atracciones (169) y 11 atracciones (219).

También puedes comprar la Sightseeing Pass, que te dará la opción de elegir entre el número de atracciones que quieres visitar (2, 3, 4, 5, 7 ó 10) en un espacio de 30 días, o en los días consecutivos en los que la vas a querer utilizar (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 ó 10). Los precios igualmente fluctúan entre las alternativas que elijas.

En definitiva, con todas estas recomendaciones ya sabes todo lo imprescindible para empezar a organizar tu viaje a Nueva York y conseguir que tu experiencia sea única. ¿Preparado?

Artículos populares:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario