San Juan de Gaztelugatxe, un balcón al Cantábrico


San Juan de Gaztelugatxe es un punto turístico imprescindible durante tu visita al País Vasco. Se encuentra a 35 kilómetros de Bilbao y se ha convertido en un balcón privilegiado sobre el Cantábrico.

¿Cómo llegar?

Este islote se encuentra entre Bermeo y Bakio. Es posible llegar en coche o en transporte público. Desde este punto solo tienes que cruzar el puente de piedra que conecta esta ínsula con tierra firme. Si vienes desde Bilbao debes coger la carretera BI-631. Si has apostado por el autobús, recuerda que la línea que te deja al inicio del puente es la A3524.

¿Por qué merece la pena visitar esta isla?

Principalmente por tratarse de un entorno natural tan abrupto como encantador y por su iglesia. En su escaso territorio se han producido enfrentamientos diversos entre las tropas españolas y las de Sir Francis Drake, que, en el siglo XVI, robó todo lo que encontró a su paso y tiró al ermitaño que cuidaba de la iglesia al mar.

Este edificio religioso ha vivido, por lo tanto, diversas reformas. Se construyó en el siglo IX, dos siglos más tarde fue un convento y ya en el siglo XIV fue abandonada a su suerte. Fue entonces cuando se usó como escenario de ritos de brujería y cuando comenzó a escribirse su leyenda.


Muy Interesante:  Programa de Afiliados de Booking.com

A finales del siglo XIX se demolió para edificar la que ahora podrás visitar. Para acceder a la iglesia deberás recorrer un camino con 241 peldaños desde el que podrás observar la belleza del Cantábrico rompiendo contra las rocas adyacentes. Este ascenso se convierte casi en una peregrinación que culmina con la entrada en una iglesia tan encantadora como sencilla.

No debes olvidar llevar ropa cómoda y holgada. Una botella de agua te ayudará a superar de forma más adecuada la parte final de tu, a veces complicado, ascenso.

¿Hay alguna fecha especial para visitar esta iglesia?

El acceso está siempre abierto, pero sería aconsejable que aprovechases el día de San Juan, el de San Ignacio de Loyola (el 31 de julio) o el de San Juan Degollado (el 29 de agosto) para compartir con los oriundos su devoción y su fervor religioso.

Tras tu expedición, ya de vuelta a la zona donde has aparcado tu vehículo, o donde te ha dejado el autobús, podrás degustar diversas delicias de la gastronomía vasca en alguno de los restaurantes allí dispuestos. Será una magnífica manera de terminar tu visita a tan histórico, y mágico, atractivo turístico.

San Juan de Gaztelugatxe no deja de ser un fiel reflejo de la personalidad vasca. Su resistencia a todo tipo de vicisitudes y su estoicismo merecen toda tu atención si tienes pensado viajar a esta bella zona del País Vasco.

✍🏻🙋🏻‍♂️❤️ Y esto es todo por hoy. ¡Esperamos abajo tus comentarios! 👇👇👇


Muy Interesante:  Museo del Prado de Madrid

Artículos populares:

¡Vamos, díselo a todos!

Deja un comentario